Dice un dicho popular que si la vida nos da limones, hagamos limonada. Esta frase puede ayudarnos en los momentos de crisis pues lo que consigue es que cambiemos la actitud.

No hay nada más efectivo cuando estamos inmersos en la queja que dar un giro de 180 grados y centrarnos en lo que si podemos hacer. Siempre hay esperanza pero a veces necesitamos elevarnos por encima de una situación para que la inspiración llegue.

¿Qué situaciones limitantes hay ahora en tu vida que necesitan un cambio de actitud?

A veces nos amurallamos en una actitud defensiva ante los problemas y solo queremos que se resuelvan de una determinada forma, esto hace que nos bloqueemos y entremos en espirales de negatividad y pesimismo cuando las coas no salen como esperamos. No queremos los limones que nos da la vida…

Si prefieres naranjas pero las naranjas no llegan, pues tendrás que ser paciente y preparar una rica limonada para refrescarte…

Te dejo una micromeditación en el instagram de la escuela (@esenciaescuela) para qué hagas limonada con tus limitaciones.

Feliz lunes!

 

 

También te puede gustar: